Final de quincena

Todos queremos trabajar en lo que siempre hemos soñado, esa es una de nuestras principales metas o al menos el de la mayoría. Cuando empezamos nuestras búsquedas de vacantes y mandar nuestros currículums nos damos cuenta que nada es lo que parece y nuestros sueños se derrumban poco a poco y de una manera dolorosa, así es amigos, nos damos cuenta una vez más que la vida se vuelve más dura.

Conforme pasa el tiempo conseguimos un trabajo, pasa el tiempo y así como también pasan nuestros gastos de ser pocos a demasiados y llega a ti un nuevo sufrimiento, el final de la quincena esos días en que tienes que intentar no gastar dinero, en prácticamente todo porque si no lo hacemos estaremos hundidos en deudas y jamás volveremos a ver la luz. Así que ante esta situación nos convertimos en una versión de Gollum sólo que en vez del anillo, nosotros tenemos dinero.

Imagen 1

Volteamos toda la casa en busca de algún billete que se nos pudo haber caído, revisamos en las bolsas de las chamarras y pantalones, tratamos de recordar si de  por casualidad le prestamos dinero a alguien, en fin, intentamos conseguir dinero de donde sea para llegar al día de pago lo más decentemente que se pueda.

Así que no se vuelvan locos comprando todo, invitando a todos justo después que les hayan depositado, hay algo que se llama ahorrar amigos y si ustedes se sintieron identificados, bueno pues no sería mala idea que ahorraran un poco de dinero.

imagen 2

Be the first to comment on "Final de quincena"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*