¿Eres adicto al trabajo?

Todos tenemos que trabajar para poder ganar el dinero que gastamos es las cosas que nos gustan, la comida que nos engorda, la ropa con la que aparentamos que somos súper cool, etc. Pero ¿qué pasa cuando tu trabajo se convierte en lo más importante de tu vida? La verdad es que no quiero ni imaginármelo porque yo tengo suficiente con las horas que dejo en la oficina, como para también dedicárselas desde mi casa.

Pero a  muchas personas parece fascinarles esta idea, o simplemente no se han dado cuenta de que se están convirtiendo en unos zombies laborales, o mejor conocidos como “Workaholics” o “Adictos al trabajo”.

Sinceramente, no me gustaría que ustedes amigos míos se convirtieran en estas “cosas” así que aquí les dejo algunas características para que se den cuenta de que ya son adictos al trabajo, o si aún están a tiempo salgan de ese lado oscuro y vuelvan a la vida como personas normales.

Imagen 1

  1. Comes es tu escritorio para poder adelantar trabajo.
  1. No te gusta delegar responsabilidades.
  1. No sabes el significado de “trabajo en equipo”.
  1. Tienes dificultades para relajarte por trabajar de manera compulsiva.
  1. El trabajo es el único medio que tienes para ganar aprobación y/o definir tu identidad.
  1. Te llevas trabajo a tu casa.
  1. Tus temas de conversación siempre son laborales.

Revisa bien cuáles de estas horrendas actividades son las que realizas, has patria y evita convertirte en un wokaholic sin vida personal, ni social, ni alma.

Be the first to comment on "¿Eres adicto al trabajo?"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*