Horrores ortográficos

Imagen 1

Hoy en día, casi cualquier persona tiene acceso a las redes sociales que nos han brindado un maravilloso espacio para decir lo que sea que nos pase por la mente, tenemos múltiples plataformas para expresarnos con libertad por medio de videos o de forma escrita, que es la más común, pero como en todo, nunca faltan esas personas que no tienen la menor noción de lo que se llama “ortografía”, y la verdad es que se le perdona a quienes no tuvieron la oportunidad de ir a la escuela y es totalmente entendible, pero a quienes sí fueron y aun así escriben con los pies seguramente tienen un lugar reservado en el infierno, porque no tienen perdón de Dios.

Todavía recuerdo aquellos días de universidad en donde uno de mis mejores amigos me pedía que le ayudara a poner los acentos, y lo hacía, pero digo ya estando en universidad es imperdonable que no sepas cómo poner los acentos.

Ahora que si hablamos de personas expresándose en internet la cosa se pone peor, porque además de sus insultos visuales todavía se enojan cuando los corriges, se sienten perfectos y bien importantes, y discúlpenme pero eso sí que me pone de malas, así que sin importarme lo que digan de mí procedo a eliminarlos para que no arruinen mi vista con tales atrocidades.

Imagen 1

Obviamente no voy a decir que soy perfecto y me sé todas las reglas de la gramática, pero si tengo dudas sobre cómo escribir algo prefiero consultarlo con papá Google antes de hacer un ridículo social que si bien algunos contactos ni sabrán que algo está mal escrito, yo sí lo sabré y no podría vivir con eso en mi conciencia. No, no estoy siendo dramático es solo que no pienso convertirme en aquello que tanto odio.

¡Ah! Y cabe destacar que una cosa es que no sepas la diferencia entre “A ver” y “Haber”, otra que escribas mal por un dedazo, y otra cosa muy diferente es “Khe EszKrivbasz Aszy”. Eso ya es pecado y debería estar penado por la ley.

Imagen 2

Así que por favor, siempre revisen 2 veces sus redacciones, no cometan errores fatales que les pueda costar hasta el puesto de trabajo, eso sería muy penoso.

Be the first to comment on "Horrores ortográficos"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*