Por qué unos minutos se convierten en horas

Imagen 1

Las distracciones son esas cosas con las que tenemos que luchar diariamente en el trabajo, y no me refiero exclusivamente al fútbol. Hay muchas otras cosas que son enemigas de nuestro deseo de cumplir con el trabajo.

Sí amigos, un buen Godínez tiene que enfrentar duras pruebas para alcanzar el éxito laboral, no basta con esas ganas que tenemos por superarnos, la vida nunca ha sido fácil y, como ya lo han visto, al parecer se ensaña con nosotros. Nos pone pruebas a las que no podemos negarnos tan fácilmente, y por las que a veces el precio es bastante caro.

Imagen 1

Más allá del distractor principal, del que ya hemos hablado, también están las que podemos encontrar en internet, esas que empiezan como una búsqueda meramente profesional y terminas viendo videos que no tienen nada que ver con lo que tienes que hacer, pero hay otros que no necesitan internet y es que mientras el “Licenciado” no está, empiezan pequeños torneos, apuestas, quínelas, platicas con el de contaduría que ya tenía mucho que no “visitabas”; o que me dicen de esas reuniones programadas desde la mañana, para salir a fumar y, sea la situación que sea, cuando menos te das cuenta ya pasó una hora, regresas a tu trabajo, y un par de horas después comienza todo de nuevo.

Sí, son esas acciones, y no le podemos echar la culpa a internet, esto es algo que nosotros mismo hacemos, y que tratamos con todas nuestras fuerzas de dejar de hacerlo y, a veces, amigos, es simplemente imposible.

Imagen 2

@Agendagodinez

Be the first to comment on "Por qué unos minutos se convierten en horas"

Leave a comment

Your email address will not be published.

*