Soy Godínez y mi jefe me acosa

El acoso laboral, también llamado bullying laboral, en algunos países, es una forma de maltrato, principalmente psicológico o moral, que se caracteriza por un hostigamiento persistente, sistemático y continuo, sobre el trabajador ,de diferentes formas.

mobbing

Aunque el acosador en general no hace uso de la violencia física, en algunos casos sí se han reportado casos con agresión, sin embargo, la mayoría de las veces no es necesario el uso de la violencia física para hundir a la víctima en la peor de las pesadillas.

El maltrato psicológico al que se ve sometida la víctima, puede incluir burlas, falsos rumores, amenazas, exclusión, desprecio, y muchas otras formas de abuso.

El acoso puede provenir por parte de los jefes o superiores con prácticas de maltrato psicológico, en las que la víctima es hostigada; en México lo han sufrido el 44% de los profesionales y es realizado mayoritariamente por los superiores.

En México se produce en gran cantidad el acoso, cuando el maltratador se encuentra por encima de la víctima a nivel jerárquico, es decir, cuando uno o más jefes aplican acoso laboral sobre uno o más subordinados. Un ejemplo típico sería el de un jefe que quiere provocar una baja voluntaria por parte del trabajador, para ahorrarse el dinero del despido, por lo que tratará de minar su autoestima con todos los recursos de que disponga.

Existen diversas consecuencias psíquicas del acoso por parte del jefe, desde ansiedad, depresión, pérdida de interés en actividades que la víctima antes disfrutaba, hasta alteraciones del sueño y baja autoestima, entre muchas otras.

Desde el punto de vista físico, pueden aparecer diversas somatizaciones, como trastornos respiratorios, dolores musculares, cervicales o lumbares, o trastornos gastrointestinales, como malestar estomacal, dolores abdominales, náuseas, sequedad de la mucosa bucal, etcétera.

En lo social, el acoso laboral puede causar el aislamiento de la víctima, retraimiento, resignación a su situación, o alienación respecto de su entorno.

Por último, en el aspecto laboral, el acoso puede causar bajas médicas por estrés, disminución en el rendimiento, expectativas bajas en su desempeño, e incluso puede provocar la renuncia o el despido de la persona que sufre el acoso.

Estas consecuencias dependen de la duración del acoso, su intensidad, así como de la vulnerabilidad de la víctima. El impacto puede ser mucho más notorio si se trata del acoso a un único trabajador, por parte de varias personas, en comparación con los casos en que el acoso es llevado a cabo por una sola persona.

217717_151333_1

@agendagodinez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s