¡Súbale que hay rock!

Una de las razones del malestar Godínez es, sin duda, el transporte público y por muy buenas razones, que van desde el mal estado de las unidades, su casi nula limpieza, y la mala selección musical -claro, claro, hay algunos a los que sí les gusta-.

Sin embargo, existe una unidad que rompe con todo eso, y en esta ocasión les contaremos la historia del microbús del rock, que sigue el derrotero (ruta, en español sofisticado), entre Santo Domingo y el metro General Anaya.

Imagen 1Esta unidad, perteneciente a la ruta 34 es, seguro, única en su tipo; desde que alguien entra, seguro será transportado al mundo soñado de todo rockero, las luces neón hacen que la decoración se vea mejor, el techo con la bandera inglesa, y una pantalla de 32” que transmite los acordes de “Higway to hell” interpretado por Angus Young, desde el Estadio River Plate de Argentina, en 2009.

Imagen 2._

El propietario de este bólido, que recorre la ciudad, es José Cortés, quien comenzara su fanatismo por el rock, desde los siete años, cuando escuchó un disco de Creedence. Hijo de un padre amante de la música ranchera, José, a los 14, ya se había declarado rocker, y su principal gusto, como él lo dice:

“Los Stones siempre  me han latido, gacho.”

La historia de este singular personaje comenzó a los 15, cuando ya manejaba el taxi de su padre, pero, debido a un accidente, decide ir en busca del sueño americano a la edad de 19 años; es ahí, donde reafirmaría su amor por el rock. Asistió a 54 conciertos entre los que destacan: The Rolling Stones, Deep Purple, Def Leppard, Iron Maiden, Led Zeppelin, sólo con Jimmy Page y Robert Plant, Rod Stewart, Ramones, Scorpions, AC/DC y el “alucín” de Pink Floyd, en Coney Island. De México vio a La Maldita Vecindad y al Tri. ¡Y quizá, por eso su álbum favorito es “Get Yer Ya-Ya’s Out!”, de Los Stones, grabado durante su gira por Estados Unidos, en 1969.

Fueron los Estados Unidos los que dieron a José un sinfín de anécdotas que comparte con la gente, junto a su encuentro con Mick Jagger y Bon Jovi, entre otros personajes.

giphy6

La trayectoria del Microbus del Rock lleva ya seis años, y una de las prioridades de José es mantener a los pasajeros a gusto, él lo describe así:

“Le quité un asiento, para que puedan estirar las piernas y pues les pongo música para alivianarles el viaje. Algunos hasta me pagan de más, si se suben unos estudiantes me piden que le suba el volumen, cuando vienen los niños les prendo las pantallas y les pongo rock (risas), también les gusta el rock a los niños.”

Y porque no solo disfruta del rock, hace que sus pasajeros disfruten de su microbús.

“Yo pongo varios de rock, a veces hasta pop. Uno le piensa, y como la gente va a las prisas, y hay mucho tráfico, pues les pones música más tranquilita, para que se relajen, unas canciones suavecitas, porque a medio día la gente se pone loquita.”

Ahora ya saben, dense una vuelta por la ruta 34 y conozcan el Microbús del Rock.

@AgendaGodinez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s