Soy Godínez y me enamoré de mi Jefe

Uno de los aspectos que se está dando con mayor frecuencia en las oficinas, y que es motivado por la convivencia diaria, es el que, poco a poco se van generando determinados sentimientos, que propician el sentirse atraído por alguno de los jefes. Esta situación puede no presentar complicaciones, si todo se va dando de buena forma, pero hay ocasiones en que es muy difícil dar el primer paso, para que esa persona se dé cuenta de lo que pasa.

cheat-boyfriend-workplace

Si se vive una situación de este tipo, hay que estar consciente que se juegan muchas cosas más, además del enamoramiento se pone en riesgo el empleo, los expertos mencionan que este tipo de relaciones hay que llevarlas con cuidado, porque muchas son las variables que se juegan, para no quedar seriamente lastimados.

Primero hay que definir si esa persona sólo te gusta o si se busca una relación más seria, si los sentimientos son recíprocos, y si se puede llevar sin tener problemas laborales, tomando en cuenta que hay muchas empresas que se oponen a las relaciones entre sus empleados.

Por eso, aquí les traemos algunos consejos para saber cómo actuar frente a esta situación.

Primero, hay que pensar si realmente es enamoramiento, amor, atracción sexual o si se trata sólo de una fuerte admiración, ya que estos sentimientos se suelen confundir, cuando hay relaciones de autoridad.

Tenemos que saber si esa persona da alguna señal para alimentar el enamoramiento, ya sea por un toque especial, la búsqueda de momentos de soledad contigo, o una mirada seductora.

Para no confundir este tipo de señales, es bueno buscar alguien que pueda ser un confidente confiable, para que pueda percibir si las señales son reales o solo es parte de la imaginación.

Si ves que las señales son reales, entonces es momento de abrir el juego, conversar sobre lo que sienten el uno por el otro. Reflexionar con esa persona sobre las posibilidades efectivas que tienen de hacer una pareja, dejando claro, si uno de los dos, o ambos, sólo quieren sexo o todo va por el camino de algo serio.

Hay que procurar que la relación no afecte el trabajo, las responsabilidades y, sobre todo, las relaciones con el resto de las personas del lugar de trabajo.

Si la relación prospera, hay que dejar en claro las diferencias de poder y autoridad que existen en el trabajo, ya que es importante no llevarlas a la relación de pareja.

Si no se llega a nada, es de gran importancia que se corte la relación y seguir con la vida, sin alteraciones.

IM;AGEN

@agendagodinez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s