De oficinista a modelo

Los Godínez pasamos por lo menos seis horas sentados frente a la computadora en la oficina, muy pocos son los afortunados que pueden realizar alguna actividad con un poco más de movimiento; eso es lo que le pasaba a un Godín común y corriente, pero de Inglaterra, sí, allá también hay Godínez y sufren igual que nosotros, Gwilym Pugh era un vendedor de seguros que pasaba la mayoría de su día sentado, ya sea en su oficina o en su casa, comiendo comida rápida y chatarra, hasta que un día tuvo que cambiar su estilo de vida, si es que quería tener un seguro para sí mismo; Gwilym, metiendo sus datos en un programa para obtener un seguro de vida, los resultados le dijeron que, debido a su estilo de vida, tenía más probabilidades de morir que el resto de la población.

El resultado del requerimiento por un seguro de vida hizo que Gwilym decidiera cambiar sus hábitos, desde la forma de comer, ejercitarse y vivir. Dejó de pedir comida basura a domicilio, se apuntó al gimnasio, decidió no estar sentado diez horas al día, y tomó clases de guitarra. Conclusión: 45 kilos menos.

View this post on Instagram

It’s amazing what a difference 10 years can make! I really want to hammer that home… 10 years… What I’ve done has nothing on countless people out there who have changed their lives for the better. . But I want to keep spreading the word that anything is possible if you give it enough time and patience. For me, my journey is continuous and is about more than appearance but rather personal development inside and out. I didn’t set out to do what I’m currently doing, but as you learn and grow you become more open and confident to recognise and accept opportunities as they present themselves. When you have self doubt, you have to stand up inside and tell yourself to shut up!! I’m a firm believer that as you positively affect others, good things happen…. Maybe not immediately but definitely in the long term! #inspirehappiness . #disclaimer… the after shot is a professional photo taken by @thomasknights… The lighting was set up with precision and I prepared for the shoot for a period of time in the run up

A post shared by Gwilym C Pugh (@gwilymcpugh) on

Esa persona era él, pero con 45 kilos más. Pesaba 127 kilos y hoy pesa 82.

Antes de la dieta, el cuidadísimo peinado, la barba y el éxito global en redes, Gwilym lucía como alguien normal, una persona promedio con sobrepeso, pero ¿cómo pasó de eso a un modelo de Instagram, seguido por 250,000 personas?

Empezó a preocuparse por la nutrición, a dar largas caminatas todos los días y se apuntó al gimnasio.

“Dejé de pedir comida basura a domicilio y me propuse no estar sentado diez horas al día”, señala.

También se unió a unas clases de guitarra, y entró a un grupo musical de un antiguo compañero de trabajo. Curiosamente, de ahí llegó la barba. Un día le dijo su peluquero: “Si ahora tocas la guitarra en un grupo, ¿por qué no te dejas barba?”.

En 2013, su carrera como modelo comenzó de una forma muy casual, en Londres se le acercó un tipo mientras Gwilym compraba camisetas, se presentó y lo fichó como modelo, él aceptó y de esa forma abandonaba el mundo Godínez de la agencia de seguros, por el modelaje.

Desde entonces ha aparecido en campañas de Vans, Diesel, Timberland, BMW, LG y en editoriales de moda de publicaciones masculinas, como GQ. Además, en su Instagram tiene hasta una foto con David Beckham.

Gwilym Pugh es el ejemplo viviente de que todo es posible con un poco de esfuerzo, constancia, paciencia y claro, con una tupida barba.

Agenda Godinez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s