Ocho quejas sobre tu jefe

Entre todo lo que un Godínez de corazón noble debe pasar, está el soportar a un jefe –admítanlo, todos se quejan de algo sobre su jefe–; existen cientos de quejas contra esos personajes, que no terminaríamos de enlistar nunca, así que hoy solo les contamos las ocho más comunes.

imagen-1

“No se involucra en los procesos”. Todos hemos tenido a ese jefe, que solo está de adorno, no se “mete” para nada en el trabajo, y tal pareciera que su única función es sentarse durante ocho horas y gritar cuando algo sale mal. ¿Su jefe sabe para qué sirve su puesto?

“No reconoce su esfuerzo”. Nos matamos para que el reporte salga bien, y no haya problema, incluso no salimos a comer para entregarlo temprano; y ¡boom!, a nuestro jefe no le importa e incluso firma el reporte como suyo, y ni las gracias nos da. ¡A nosotros nos dan ganas de matar a esas personas!

“Siempre quiere tener la razón”. Esos jefes que nunca aceptan un error o una culpa; y sí, siempre quieren tener la razón, por el simple hecho de ser jefe; esto, sin duda, es la peor actitud de un líder. ¿Les pasa que su jefe nunca los escucha?

imagen-2

“No comparte información relevante”. Obviamente, no queremos saber qué hizo el fin de semana, solo que brinde la información necesaria, para que todos podamos hacer nuestro trabajo de la mejor manera. Nunca falta el jefe que se hace el occiso, a la hora de pedirle información, o aplica la de “¿a poco no les dije?”.

“No reconoce sus errores”. Además de siempre creer que tienen la razón, otras de las cosas por las que más nos quejamos de nuestros jefes, es que no aceptan que se equivocaron, y terminen culpándonos por sus errores. Lo peor es que nos hacen trabajar dos veces, o incluso eso puede costarnos el empleo.

“No se sabe su nombre”. Solo saben que alguien o algo ocupa un escritorio, y en el peor de los casos, ni si quiera sabe que nos contrató; no hay nada peor que ser la segunda o tercera “planta” en la oficina. ¿Su jefe se sabe su nombre?

200w1

“No me dice qué hago bien o qué hago mal”. Hablamos de que no reconocen nuestro esfuerzo, y complementado ese horrible tema, después de “revisar” nuestro trabajo, se limitan a decir un “bien” o “mal”, sin dar detalles de lo que podríamos mejorar. ¡Ah! pero eso sí, quieren que todo lo hagamos bien.

“Solo se interesa por los resultados”. Todos los jefes del mundo siempre están “muy presionados”, y por eso deben enfocarse en los resultados, pero jamás preguntan cómo van las cosas o si tenemos todo para alcanzar nuestros objetivos. ¿Cuántas veces su jefe está disponible para ustedes?

Seguro se acordaron de algunas de las tantas cosas, que su jefe hace mal.

¿Qué otra queja los hace no amar a su jefe?

@agendagodinez 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s