Piel de Godínez

Un viejo refrán dice: El habito no hace al monje, pero, ¿será ese el caso de nosotros los Godínez?, es común que nos identifiquen por nuestra vestimenta y algunos hábitos o vicios que todos juramos no profesar, sin embargo, la vestimenta nos caracteriza sin importar las circunstancias o si pregonamos no ser Godínez.

Hoy hablamos de algunos básicos en el outfit de oficinistas.

Camisa o blusa. Sin importar el puesto, empresa o nivel académico, todo aquel habita en una oficina usa camisa blanca –sí millennials, sí, en los trabajos de oficina se usa camisa– o de cualquier otro color. No importa el día de la semana, las blusas o camisas son la prenda principal en el atuendo Godínez, pero hay que ser cuidadosos con ellas porque un descuido a la hora de comer puede arruinarte el día entero, porque todos sabemos que una camisa manchada es peor que una quincena atrasada. ¡Por favor no usen camisas estampadas!

Pantalón o falda. Aquí las mujeres tienen una ventaja sobre los hombres, ellas pueden elegir entre ambas opciones, aún así, tanto ellas como ellos deben ser pulcros y maestros en su uso; es decir, un hombre con pantalón de vestir negro no usará calcetines blancos y una mujer con falda y medias jamás usará zapatos abiertos, pequeños detalles que hacen la diferencia entre verse bien y ser la burla del mundo entero. Todos sabemos que la fiel compañera de un pantalón o falda es una camisa, sin estampados.

Saco o suéter. Un buen Godínez, siempre lleva un suéter por dos razones: está preparado para el cambiante clima de la CDMX o su mamá lo obligó a ponérselo. ¿Qué es mejor un saco o un suéter?, la respuesta es fácil, si el ambiente de su empleo es cambiante y las juntas son de improvisto, lo mejor es llevar saco, así siempre lucirán formales y el suéter –también puede ser un chaleco o hasta una capa en el caso de las mujeres, son más comunes, pero lo hombres también pueden usarlas– es más versátil, cómodo y sencillo de guardar, a la hora de meter todo en la mochila o bolsa.

Zapatitos. El sello distintivo de todo Godínez es el uso de zapatos, pero no cualquier tipo de zapatos; un verdadero oficinista usa zapatos cómodos, negros y bien lustrados, por lo regular son zapato-tenis. Para las mujeres un poco más complicado –el único punto a favor de los hombres– ya que ellas deben usar zapatos que combinen con su vestimenta y en muchos casos les resulta complicado correr o ser veloces por la ciudad, por eso no es extraño verlas ir de tenis en el Metro y salir con zapatillas. Asegúrense de tener más  de un par zapatos y mantenerlos limpios para cualquier ocasión

Accesorios. Ahora vienen esos detalles que nos hacen diferir del resto de la población nacional. Todo empleado de oficina tiene una lonchera, los de altos salarios tienen una que compraron en alguna tienda departamental, los de mediano sueldo una que pagaron en abonos y es de algún catálogo, por último, están los de bajos ingresos, ellos se conforman con alguna que les hayan dado en la oficina o la que sus hijos ya no usan; otros aplican llevar una bolsa de cierta tienda de ropa. No olvidemos nuestros gafetes, que con orgullo portamos y con desagrados nos quitamos.

Si bien la moda Godínez no es tan complicada, pocos la entienden. ¿Qué otra prenda hace  a un buen oficinista?

@AgendaGodinez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s