¿Te quejas demasiado?

Todo el mundo parece estar en tu contra, miras a tu alrededor y encuentras fallas por todos lados. Eso te molesta y terminas quejándote del porqué tu existencia está en tal estado. Seguro alguno de ustedes se sintió identificado con esto o conoce alguien así, lo hay en todas las oficinas: lo quejosos.

Hablemos del por qué, y cómo detener esa actitud.

6a00e54ee3905b883301a73e04ebd4970

Si bien quejarse no está mal, no significa que se pasen la vida viendo todo en una escala de gris a obscuro, y que nada les parezca bien. Quejarse tiene implicaciones negativas en salud, mantener esa actitud todo el tiempo aumenta el ritmo cardíaco, lo niveles de azúcar, la tensión muscular y la producción de cortisol, la hormona encargada del estrés. Padecimiento al que todos tememos y del que ya hemos hablado en este espacio.

Tal actitud también tiene un efecto social; con el paso del tiempo todos van a dejar de hablarles, porque a nadie le cae bien alguien que de todo se queja. Quejarse es el primer paso para contraer una actitud pesimista o negativa; actitudes que son mal vistas e indeseables, en cualquier espacio de trabajo, y que terminan por crear empleados tóxicos, y sí un posible despido.

descarga (39)

¿Pero, cómo hago para ya no quejarme?, se preguntará algún Godínez preocupado por su salud y su trabajo. No será sencillo cambiar de actitud, pero lo primordial es ser agradecido; esto puede ser ambiguo, sin embargo, hay que recordar cómo y porqué conseguimos el empleo que tenemos, la importancia que tiene nuestro puesto y el largo camino que recorrimos para conseguirlo. Después de todo, cobramos un sueldo que nos ayuda a subsistir y el estar en ese empleo, ayuda a su desarrollo profesional. Busquen el lado positivo de las cosas.

Solucionen sus problemas. Mucho hemos dicho de esto, la mayoría de las quejas son porque no podemos resolver algún problema, ya sea por no tener las herramientas o porque no es parte de nuestras responsabilidades, pero seamos realistas, quejarse por ello nunca será el remedio a sus dilema. Ese puede ser el primer paso para comenzar a tener una actitud proactiva, aprender algo nuevo e, incluso, el camino que los lleve a un nuevo puesto y aumento de sueldo.

ext

Quejarse no está prohibido, sin embargo, hay que saber cómo, cuándo y por qué hacerlo; hacerlo de una manera indiscriminada, sin duda solo traerá problemas para todos.

@agendagodinez 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s